5 razones por las que poner mesas imperiales en tu boda

Hoy vengo con una tendencia nupcial que lleva pisando fuerte los últimos años en las bodas y que parece continuará siendo un éxito en 2016: las mesas corridas o rectangulares para el banquete. Atrás quedaron las clásicas mesas redondas para dar paso a largas mesas imperiales que nos recuerdan a la más auténtica Toscana italiana.

De hecho, no se puede decir que sea una práctica novedosa porque si recuerdo las fotos de la boda de mis padres, hace más de 30 años, ya se utilizaban estas mesas corridas en los banquetes. Fue allá por el año 2000 cuando aparecieron las mesas redondas y desbancaron a las mesas rectangulares en las bodas. Pero como las modas son pasajeras, todo vuelve y se recupera lo que antes era un hit, así que aquí las tenemos de nuevo.

También se las conoce como mesas corridas o imperiales, éstas últimas se caracterizan por tener una anchura mayor. Al fin y al cabo, se trata de mesas rectangulares en las que los invitados se sientan frente a frente. Es más común verlas en banquetes al aire libre y en bodas más relajadas e informales. Se pueden vestir con mantelería preciosa o dejar sin cubrir, mis preferidas son de las de madera porque crean un ambiente único y muy natural. Las opciones son múltiples y si aún no lo tienes claro, aquí te dejo 5 razones por las que querrías tenerlas en tu boda:

1. Fuera quebraderos de cabeza para distribuir a tus invitados. Sí, esa tarea que vas dejando para el último momento, pero que tienes que hacer; malabares para colocar a tus invitados en distintas mesas y que todos estén contentos. Con las mesas corridas, adiós al problema con esos invitados que se quedan colgados y no sabes dónde encajar o con tu numerosa mesa de amigos que no puedes separar.

2. A nivel de decoración, una mesa rectangular permite más variedad y el conjunto de flores, velas y demás objetos luce mucho más. Se pueden hacer grandes caminos de flores, colocar elementos colgantes… las opciones son ilimitadas.

3. Con las mesas alargadas, se gana espacio en el lugar de la celebración porque caben más personas en una zona más reducida. En algunos salones hay que jugar para encajar mesas redondas y poner mesas alargadas es una solución acertada.

4. Las mesas rectangulares son más sociales y facilitan la conversación porque al estar más cerca de los comensales, tenerlos al lado o en frente, se les escucha mejor. En cambio, cuando nos sentamos en mesas redondas, son tan grandes que tenemos que elevar bastante la voz para poder entendernos.

5. Estéticamente el salón del banquete puede quedar más vistoso y por ende, las fotos de tus invitados en las mesas, serán más bonitas. En las mesas redondas es más complicado sacar fotos a grupos de personas, a menos que les hagas mover de sitio. En las mesas corridas, salen unas fotos de grupo preciosas.

Pero como todas las tendencias, las mesas imperiales tienen sus defensores y sus detractores. No tienes que seguir a rajatabla lo que se lleve; puedes combinar mesas rectangulares con redondas. Es más, es tu boda, lo importante es que la hagas a tu gusto y que disfrutes preparándola. Cuéntame, ¿qué te parecen estas mesas? ¿Apostarías en tu boda por mesas corridas?

Ah! y si necesitas ayuda para decidir el tipo de mesa que quieres en tu boda, la decoración… no dudes en echar un vistazo a mis servicios como wedding planner, estaré encantada de ayudarte.

Puedes seguirme también a través de las redes sociales: Facebook, TwitterInstagram, Google+ y Pinterest.

Fotografía vía Green Wedding Shoes

7 Comments
  • Monchi
    Responder

    Muy interesante como vuelven las tendencias ya utilizadas hace tiempo….En el momento del cambio parecian mas bonitos los salones con las mesas redondas….pero viendo las imagenes que has puesto …. las mesas alargadas o corridas quedan super bonitas….

    14/12/2015 at 22:49
  • Elena
    Responder

    Me estoy volviendo loca buscando información sobre las mesas imperiales.
    Realmente a nosotros nos gustaría hacer una forma de U donde en una pata de esta U esté mi familia y a continuación mis amigos, en la otra parta, la familia de él y sus amigos. El problema es que tengo miedo que, sin colocar ningún indicador, queden huecos o “roben” sitios los amigos a la familia o viceversa.
    Creo que lo ideal sería dentro de la U diferenciar el espacio familia/amigos (aunque sea de seguido la mesa) pero no se que poner para hacerlo.
    Muchas gracias
    Muy buen Blog!

    30/06/2016 at 08:58
  • Miguel
    Responder

    Eso no son mesas imperiales, son mesas rectangulares… una mesa imperial tiene los extremos redondeandos y suele usarse con presidencia francesa…

    29/01/2020 at 12:26

Post a Comment

Wedding Planner Bilbao, País Vasco & Cantabria | Organización Bodas y Eventos Bilbao, País Vasco & Cantabria | Wedding planners Bilbao