La boda de mis padres

La boda de mis padres www.berezimoments.com 1
La boda de mis padres www.berezimoments.com 23

Tenía muchas ganas de compartir este post contigo: una boda de invierno que no pude organizar ni decorar; una boda que ya sólo transmite por la sonrisa de sus protagonistas. En definitiva, una boda que sin existir aún Berezi Moments, ya fue berezi (especial) en toda su esencia, la boda de mis padres. Han pasado 35 años desde que mis padres se dieron el “Sí, quiero” en la iglesia de San Martín de Soba (Cantabria) una fría mañana de un 28 de febrero, así que no encuentro mejor manera para hacerles mi particular homenaje que publicando las preciosas fotos de su boda.

Como decía, mis padres se casaron un 28 de febrero y justo unos días antes, la boda, estuvo a punto de ser suspendida por el intento de golpe de Estado del 23F; ya que a mi padre por edad, le habría tocado partir y eso suponía cancelar la boda. Afortunadamente todo quedó  en una anécdota, aunque mi madre me cuenta que fueron unos días previos a la boda llenos de  nervios e incertidumbre.

Actualmente, cada vez más parejas optan por casarse en meses invernales y fuera de estación, pero mis padres ya lo hicieron hace años. Se casaron en invierno, en la iglesia de su pueblo y rodeados de sus 140 familiares y amigos.

Mi madre llevaba un vestido de encaje con manga larga y pequeños volantes que le regaló mi abuela, de El Danubio Azul; una tienda de Santander que continúa vendiendo vestidos de novia y Comunión. También se hizo un sencillo tocado blanco que recogía su corta melena morena. Como joyas, llevaba únicamente un reloj y pendientes, regalo de mi padre por su cumpleaños, y el ramo era un delicado bouquet de rosas que tras la boda, llevó a su padre al cementerio.

La novia llegó a la iglesia en un Seat 124 de color rojo, acompañada por mi abuelo paterno que era el padrino, y sus hermanas pequeñas, vestidas iguales, que fueron las encargadas de custodiar los anillos y las arras, función que cumplieron a la perfección. El novio iba acompañado por mi abuela materna que era la madrina. Respecto a las flores, la iglesia y el coche estaban adornados con claveles rojos y blancos; antiguamente las floristerías no se encargaban de colocar en las iglesias las flores, siendo un familiar el encargado de repartirlas por los bancos de la iglesia, los floreros, el coche…

El banquete se celebró en el Hostal Río Asón, uno de los caterings que más bodas celebraba en aquélla época. Hoy en día está cerrado, pero creo que es uno de los sitios que más bodas, comuniones y bautizos ha dado en la comarca (de hecho, el bautizo y la comunión de mi hermano también lo celebramos allí). Antes no existía la costumbre de hacer degustación del menú; únicamente se veían los menús y se dejaban aconsejar por lo que el restaurante les recomendaba. La tarta fue un clásico, una perfecta San Marcos colocada en una alta estructura de pisos. A la entrada del banquete, me cuenta mi madre que les recibió el Maître con una botella de champán y dos copas para brindar con los brazos entrelazados. Como explicaba en este post, todo vuelve, y la tendencia que encontramos ahora de poner mesas corridas en las bodas ya se veía en las bodas de nuestros padres (haz la prueba y pregúntale a los tuyos).

Hay otras costumbres que permanecen en la actualidad, como los detalles para los invitados En su boda, a los hombres les ofrecieron un puro y a las mujeres una cajetilla con tres cigarros; todos los artículos estaban grabados con el nombre de mis padres y la fecha.

Una curiosa tradición de antaño, por lo menos en el norte, consistía en cortar la corbata al novio en pedacitos y pasarla en una bandeja para recolectar dinero para el viaje de novios. De ahí que mi padre llevara en las fotos del banquete, otra corbata distinta, ya que para cortarla se utilizaba una que no fuese la nueva.

El baile fue amenizado por un grupo en directo (otra tendencia que vuelve), la Orquesta Montijana, y mis padres escogieron un vals para iniciarlo.

Tras la boda, comenzaron una apasionante aventura: compartir su vida juntos y formar una bonita familia. Estuvieron de luna de miel en Madrid y Zaragoza y terminaron visitando los lagos de Covadonga en Asturias.

Espero que te gusten las fotos, rescatadas del álbum familiar que mi madre guarda con tanto mimo y que realizó Foto Gómez, fotógrafo de la zona por excelencia en aquéllos tiempos.

Ha sido imposible hacer este post y no derramar lágrimas porque viendo las fotos, comprendo lo mucho que se querían mis padres; esa sonrisa que mostraban ante todo lo bonito que tenían por delante. Cuando creces en una familia con unos padres que demuestran su amor, que se quieren y te enseñan a respetar, a valorar y a ser mejor persona, sólo puedes sentirte enormemente agradecida y feliz. Quiero dar las gracias también a mi madre por permitirme enseñar su boda y por contarme con tanto cariño todos los detalles de ese gran día. Y a mi padre, espero que lo puedas ver donde estés y comprendas el orgullo que siento de ser vuestra hija. Apa y ama, os quiero.

Puedes seguirme también a través de las redes sociales: Facebook, TwitterInstagram, Google+ y Pinterest.

Fotografía: Foto Gómez

17 Comments
  • Muy muy bonito. No he podido evitar emocionarme también mientras te leía.

    Precioso!

    24/02/2016 at 11:58
  • idoia
    Responder

    Jolin que bonito Lore!!! me he emocionado mucho, no dudes que estará orgulloso de esta pedazo de familia!!! .
    Cuanto amorrrr!!!! muy emotivo!!!

    24/02/2016 at 12:04
  • Ay, precioso Lo!!!! Recuerdos para tod@s, seguro que el 23 de Abril volveremos a recordarlo y será un día lleno de emociones!!!! Me ha encantado!!!!

    24/02/2016 at 15:12
  • Amanda
    Responder

    Un post precioso… e imposible no emocionarse leyéndolo. Tienes toda la razón del mundo… crecer viendo lo que se quieren unos padres y que demuestren su amor, es algo que sin darnos cuenta nos hace crecer como personas.
    Y los novios, ¡GUAPÍSIMOS! :)

    24/02/2016 at 15:39
  • Monchi
    Responder

    Lore…que bonito!!! Y muy emotivo el post.
    Quizas antes las bodas no llevaban el “montaje” de ahora,pero eran dias igualmente muy especiales y por supuesto inolvidables…

    25/02/2016 at 00:03
  • ¡Qué bonitas! ¡Y vaya lo que te pareces a tu madre! ¡Un besazo!
    PD: Me he enterado del post vía snapchat, que estoy pegándome a ver si aprendo a usarlo, ¡jajaja! ¡Besazo!

    25/02/2016 at 14:00
  • Marisa
    Responder

    Aunque hayan pasado dias, no puedo dejar pasar este post sin mi comentario….gracias mil berezi moments por haber plasmado con tanto amor y profesionalidad,el día de nuestra boda, uno de los días más importantes de mi vida, siempre he dicho que si volviera a nacer, me volvería a casar con la misma edad y con la misma persona, a su lado crecí, como mujer y como persona…me dejó el mejor de los regalos que se puede desear, mis tres berezi tesoros, los que hacen que mi motor siga funcionando. Como no voy a dejarte compartir la boda, si lo haces con ése entusiasmo que te caracteriza, un placer verte disfrutar con las vivencias de aquél 28 de Febrero….Te quiero Lorena!!!

    18/03/2016 at 00:32
  • Que emocionante post! El valor de las fotografias aumenta tanto con el paso de los años…
    Y el vestido de la novia es precioso! <3

    23/03/2016 at 15:21

Post a Comment

Wedding Planner Bilbao, País Vasco & Cantabria | Organización Bodas y Eventos Bilbao, País Vasco & Cantabria | Wedding planners Bilbao