[:es]Roma, la ciudad eterna[:en]Roma, the eternal city[:eu]Erroma, betiko hiria[:]

[:es][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][layerslider_vc id=”57″][vc_empty_space height=”30px” image_repeat=”no-repeat”][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][vc_column_text]¡Feliz Viernes Santo! Imagino que a estas alturas ya estarás en tu destino de vacaciones, quizás te vas a esquiar, de escapada a una ciudad europea, de turismo de sol y playa, al pueblito bueno a desconectar o quizás te quedes por aquí. Lo que está claro es que estos días de Semana Santa bien vienen para descansar y retomar fuerzas. Yo este año me quedo por Bilbao para adelantar cositas de las berezibodas y el sábado me escaparé a mi querido Valle de Soba a respirar aire puro.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Tanto si ya estás disfrutando de esas merecidas vacaciones como si estás en el sofá de tu casa, hoy te traigo un nuevo berezipost que te trasladará a una de las ciudades más berezi de Europa. Hace tres años tuve la suerte de hacer un viaje relámpago con mi hermana y mi madre a Roma, la ciudad eterna y no pude volver más encantada.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]He de decir que el tiempo no nos respetó mucho, fuimos en noviembre y un taxista nos llegó a decir que hacía 30 años que no llovía así en la ciudad. Nos alojamos cerca de la estación de metro Termini (donde se para al venir del aeropuerto), pero recomiendo hacer Roma a pie y así disfrutar de sus calles adoquinadas y monumentos, de repente, vas caminando y te encuentras con un gran edificio como es el Panteón; a mí esto me deja sin palabras, a cada esquina y sin esperarlo, puede aparecer un tesoro que esconde historia y se mantiene perfectamente a pesar de los años.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]El Vaticano fue una de las paradas obligatorias de nuestra escapada, por fin visité la plaza de San Pedro que tantas veces había visto por la tele, también entramos a la basílica de San Pedro y alucinada salí de ella, ¡qué cúpulas, qué esculturas, qué suelo, qué columnas!… mires adonde mires, todo es arte. Después fuimos a los Museos Vaticanos y echamos unas cuantas horas, conviene ir con tiempo, agua en la mochila y sin prisas, porque es uno de los museos más grandes del mundo.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]La visita nos dejó tan agotadas que nos merecíamos un buen plato de pasta y dimos con un restaurante italiano que no nos pudo gustar más. Era el típico restaurante de barrio con mantel a cuadros, atendido por un señor muy simpático que chapurreaba algo de español; con decir que nos dejó la botella de Limoncello para la sobremesa y se puso a conversar con nosotras, sobre la historia del restaurante, la fundadora del local, la Mamma… Esto es lo que más me gusta cuando viajo; conocer personas e historias.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Otro de los focos principales de la visita fue el Coliseo. Me impresionó sobremanera, ¿cómo es posible que se conserve tan bien un edificio de más de 2.000 años de antigüedad? Aquí nos imaginamos cómo gladiadores y leones podían luchar en aquélla época y espectadores agitados les aplaudían. Tras el Coliseo, visitamos al Foro Romano y admiramos las vistas desde el Palatino a lo que fue en el Imperio Romano, el centro político y económico de la antigua Roma.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Esto es una muestra muy muy pequeña de lo que esconde Roma, pero sentir la ciudad es comerte un helado en las escalinatas de la plaza España, soñar con conducir un día una Vespa alrededor del Coliseo, saborear la auténtica pasta italiana, perderte por sus callejuelas y tiendas… y por supuesto, la fontana di Trevi, donde lanzamos las monedas con la ilusión de poder volver algún día.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Aquí las fotos de este maravilloso viaje de chicas, aunque advierto que son de hace unos años, la cámara que tenía no era la mejor y mis fotos tampoco.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43542″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43543″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43541″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43546″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43539″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43540″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43538″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43537″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43544″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43522″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43523″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43524″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43545″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43525″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43527″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43526″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43528″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43530″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43536″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43534″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43535″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43531″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43532″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43529″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Y tú, ¿has estado en Roma? ¿Volverías? ¿Qué es lo que más te gustó? Me encantará leer tu experiencia.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]PD: Si te apetece trasladarte a un destino más aventurero, no te pierdas mi post sobre Indonesia.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”25px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Puedes seguirme también a través de las redes sociales: Facebook, TwitterInstagram, Google+ y Pinterest.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”25px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Fotografía: Berezi Moments[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][vc_empty_space height=”30px” image_repeat=”no-repeat”][/vc_column][/vc_row][:en][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][layerslider_vc id=”57″][vc_empty_space height=”30px” image_repeat=”no-repeat”][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][vc_column_text]¡Feliz Viernes Santo! Imagino que a estas alturas ya estarás en tu destino de vacaciones, quizás te vas a esquiar, de escapada a una ciudad europea, de turismo de sol y playa, al pueblito bueno a desconectar o quizás te quedes por aquí. Lo que está claro es que estos días de Semana Santa bien vienen para descansar y retomar fuerzas. Yo este año me quedo por Bilbao para adelantar cositas de las berezibodas y quizás el sábado me escape a mi querido Valle de Soba a respirar aire puro.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Tanto si ya estás disfrutando de esas merecidas vacaciones como si estás en el sofá de tu casa, hoy te traigo un nuevo berezipost que te trasladará a una de las ciudades más berezi de Europa. Hace tres años tuve la suerte de hacer un viaje relámpago con mi hermana y mi madre a Roma, la ciudad eterna y no pude volver más encantada.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]He de decir que el tiempo no nos respetó mucho, fuimos en noviembre y un taxista nos llegó a decir que hacía 30 años que no llovía así en la ciudad. Nos alojamos cerca de la estación de metro Termini (donde se para al venir del aeropuerto), pero recomiendo hacer Roma a pie y así disfrutar de sus calles adoquinadas y monumentos, de repente, vas caminando y te encuentras con un gran edificio como es el Panteón; a mí esto me deja sin palabras, a cada esquina y sin esperarlo, puede aparecer un tesoro que esconde historia y se mantiene perfectamente a pesar de los años.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]El Vaticano fue una de las paradas obligatorias de nuestra escapada, por fin visité la plaza de San Pedro que tantas veces había visto por la tele, también entramos a la basílica de San Pedro y alucinada salí de ella, ¡qué cúpulas, qué esculturas, qué suelo, qué columnas!… mires adonde mires, todo es arte. Después fuimos a los Museos Vaticanos y echamos unas cuantas horas, conviene ir con tiempo, agua en la mochila y sin prisas, porque es uno de los museos más grandes del mundo.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]La visita que nos dejó tan agotadas que nos merecíamos un buen plato de pasta y dimos con un restaurante italiano que no nos pudo gustar más. Era el típico restaurante de barrio con mantel a cuadros, atendido por un señor muy simpático que chapurreaba algo de español; con decir que nos dejó la botella de Limoncello para la sobremesa y se puso a conversar con nosotras, sobre la historia del restaurante, la fundadora del local, la Mamma… Esto es lo que más me gusta cuando viajo; conocer personas e historias.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Otro de los focos principales de la visita fue el Coliseo. Me impresionó sobremanera, ¿cómo es posible que se conserve tan bien un edificio de más de 2.000 años de antigüedad? Aquí nos imaginamos cómo gladiadores y leones podían luchar en aquélla época y espectadores agitados les aplaudían. Tras el Coliseo, visitamos al Foro Romano y admiramos las vistas desde el Palatino a lo que fue en el Imperio Romano, el centro político y económico de la antigua Roma.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Esto es una muestra muy muy pequeña de lo que esconde Roma, pero sentir la ciudad es comerte un helado en las escalinatas de la plaza España, soñar con conducir un día una Vespa alrededor del Coliseo, saborear la auténtica pasta italiana, perderte por sus callejuelas y tiendas… y por supuesto, la fontana di Trevi, donde lanzamos las monedas con la ilusión de poder volver algún día.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Aquí las fotos de este maravilloso viaje de chicas, aunque advierto que son de hace unos años, la cámara que tenía no era la mejor y mis fotos tampoco.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43542″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43543″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43541″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43546″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43539″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43540″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43538″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43537″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43544″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43522″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43523″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43524″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43545″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43525″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43527″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43526″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43528″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43530″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43536″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43534″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43535″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43531″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43532″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”15px” image_repeat=”no-repeat”][vc_single_image image=”43529″ img_size=”full” qode_css_animation=””][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Y tú, ¿has estado en Roma? ¿Volverías? ¿Qué es lo que más te gustó? Me encantará leer tu experiencia.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”20px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]PD: Si te apetece trasladarte a un destino más aventurero, no te pierdas mi post sobre Indonesia.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”25px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Puedes seguirme también a través de las redes sociales: Facebook, TwitterInstagram, Google+ y Pinterest.[/vc_column_text][vc_empty_space height=”25px” image_repeat=”no-repeat”][vc_column_text]Fotografía: Berezi Moments[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][vc_empty_space height=”30px” image_repeat=”no-repeat”][/vc_column][/vc_row][:eu][vc_row row_type=”row” use_row_as_full_screen_section=”no” type=”full_width” oblique_section=”no” text_align=”left” css_animation=”” box_shadow_on_row=”no”][vc_column][vc_column_text]Sentitzen dut baina ez dago blogaren euskarazko bertsiorik.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][:]

1 comentario en «[:es]Roma, la ciudad eterna[:en]Roma, the eternal city[:eu]Erroma, betiko hiria[:]»

Deja un comentario